- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Este es tu último artículo gratis este mes. Te queda un artículo gratis este mes. Te quedan unos pocos artículos gratis este mes.
No renuncies a la Verdad, suscríbete

Suscríbete

Los ingenieros aeronáuticos reconocen que los alerones de los aviones no tienen utilidad alguna y solo están para fardar

LOS AVIONES SON MÁS GUAYS ASÍ

Insistiendo en que así “molan más” y parecen “como de carreras”, los ingenieros aeronáuticos han reconocido esta mañana en una rueda de prensa que las alas, alerones, timones y otros componentes añadidos al fuselaje principal del avión no tienen utilidad alguna y solo están instalados “para fardar”.

“Le proporcionan al avión un aspecto de vehículo de competición que hace que parezca rápido y da mucha confianza tanto al piloto como a los pasajeros, que así creen que todo funciona mejor, como cuando subes a un coche que tiene alerones o a una moto que hace mucho ruido”, admite Jeremy Trolley, un ingeniero aeronáutico de Boeing. 

“Va ahí… fiuuuu, súper rápido, y con los alerones es como más… raca, raca, fuuushhhhhhhjjjjjjjjjjjjjaaaaaaaauuuuuuu, iiiiiiii. Vaya, con ese aspecto el avión parece menos un autobús de mierda que al final es lo que es, y da bajón”, dice Trolley, que reconoce también que los motores de los aviones están trucados para hacer más ruido “y que la peña sepa que estás pasando tú por ahí y se te quede mirando”. 

Los ingenieros aeronáuticos han explicado que los aviones tampoco precisan de dos motores porque “lo normal y razonable de toda la vida es usar un único motor”. Pese a todo, han señalado que están desarrollando unas pegatinas con lenguas de fuego, la cara de un león rugiendo y la expresión “TURBO-PRO” en mayúsculas y cursiva que harán que los aviones parezcan aún más rápidos y profesionales.

Apúntate a nuestro boletín semanal gratuito para recibir una selección de los titulares más significativos de la semana.

Necesitamos tu ayuda para seguir construyendo tu Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Ayúdanos a seguir construyendo la actualidad del mañana libre de censuras y publicidad.

Últimas publicaciones