- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Vaticano encarga la construcción urgente de otro Más Allá “para que quepamos todos”

"NADA QUE TEMER ANTE LA MUERTE, PUES TODO ESTARÁ CONSTRUIDO Y LISTO EN DIEZ DÍAS", HA DICHO EL PAPA

Siguiendo el ejemplo del hospital levantado en 10 días en China, el Vaticano ha encargado la construcción de otro Más Allá que pueda acoger la inminente llegada de millones de almas, según fuentes cercanas al Papa. “Hay ángeles y otras entidades sobrenaturales trabajando de forma intensiva para que todo esté listo y pueda empezar a recibir almas a partir de este mismo lunes”, explica el padre Almunia, teólogo del Vaticano, que no puede dar muchos detalles sobre las técnicas de construcción empleadas porque “no son cognoscibles por la limitada razón humana, que hay cosas que no puede comprender debido a las limitaciones mortales de su propia psique”. 

Aunque el poder de Dios es infinito, la construcción del otro Más Allá -por ahora llamado Más Más Allá- es un reto considerable y que requiere una cantidad ingente de recursos. “El Papa está siguiendo de cerca las obras, aunque ni siquiera él entiende exactamente cómo funciona un proyecto de esta envergadura, y se sabe que este nuevo espacio post-mortem está a 25 kilómetros del original, pese a no situarse en un plano físico”, explica Almunia. 

“Dios ha planeado que muera mucha gente y aún así le ha cogido por sorpresa, son temas sobre la Providencia muy complicados porque el Altísimo todo lo sabe y lo planea, pero también es capaz de reservarse información a sí mismo, como ser infinito que es. De hecho la construcción ha sido encargo directo del Pontífice, o eso cree él porque a lo mejor ha sido la propia divinidad la que así lo ha querido y ha metido esa idea en la cabeza del Papa…”, dice el teólogo, que prefiere no abundar en temas de “alta teología” y simplemente trasladar un clima de confianza a la población cristiana para que sepa que está todo listo para su inminente fallecimiento en masa. Respecto a los humanos no cristianos, el Vaticano confirma que en el infierno sigue habiendo sitio de sobre “porque ahí no importa que todo el mundo esté un poco estrecho”. 

En cuanto al urbanismo de esta ampliación del otro barrio, se sabe que seguirá teniendo forma de polígono de infinitos lados.