- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Pablo Iglesias teme que Galapagar se llene de «gente de Vallecas» con la subida del SMI

"ME VINE AQUÍ BUSCANDO CIERTO AISLAMIENTO Y AHORA EMPIEZO A VER COCHES TIPO MÉGANE APARCADOS POR LA ZONA", CONFIESA

«Me vine aquí para no estar tan expuesto y ahora puede que esto empiece a parecerse a Vallecas». Con estas palabras admitía esta semana el vicepresidente Pablo Iglesias su temor a que la subida del salario mínimo, impulsada por su propia formación, amenace ahora la tranquilidad y el aislamiento que buscaba al mudarse a un chalé de las afueras de Madrid.

Iglesias, según confirma su entorno, reconocía en privado que, desde que se ha aprobado la medida, «hemos empezado a ver coches tipo Mégane y Dacia aparcados por la zona, cosa que antes no pasaba». Aunque no quiere volverse «paranoico», entiende que «tendría sentido» que los españoles pudieran permitirse ahora un estilo de vida más acomodado.

«Te fastidia a nivel personal pero te enorgullece como político. Son las contradicciones inherentes a este trabajo. ¿Es lo que hay que hacer? Por supuesto. ¿Toca los cojones? Pues también», zanjaba con total franqueza.

Pedro Sánchez, según las mismas fuentes, le comentó a Iglesias que entendía perfectamente cómo se sentía, pues él mismo estaba «muy bien en La Moncloa y esperaba poder gobernar en solitario hasta que me tocó asumir vuestra entrada en el Gobierno».