- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

La alarma que convence al ladrón de que entre en casa del vecino y otras innovaciones en seguridad para tu hogar

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Cada vez hay más ladrones en España, esto es así. Afortunadamente, también cada año hay más innovaciones en seguridad que nos permiten proteger nuestras casas de gente como tú. La principal es la alarma que convence al ladrón de que entre en casa del vecino porque tiene más cosas y mejores, pero hay otras que procedemos a enumerar a continuación:

El espejo en la puerta que hace que el ladrón se vea a sí mismo y se asuste. Nada da más miedo que un ladrón en pasamontañas, así que si el ladrón se ve a sí mismo nada más entrar en tu casa se asustará y se irá corriendo.

Una cámara instalada en Securitas Direct para vigilar que sus empleados estén vigilando tu casa. Es muy importante vigilar que los que te vigilan te estén vigilando. Con esta videocámara podrás seguir en tiempo real los movimientos de los trabajadores de Securitas Direct y saber si estás protegido.

Un viejo que se instala en tu salón, sin apenas consumo, para que haya siempre alguien en la vivienda. El viejo es muy silencioso y solo necesita un vaso de agua al día de mantenimiento. Su presencia en el salón espantará a cualquier ladrón, especialmente cuando le intente dar conversación.

Fotos de tus hijos para que el ladrón se agobie con las responsabilidades y se vaya. Si alguien se dedica al crimen es que seguramente no tiene una vida muy ordenada, y eso no refleja otra cosa que miedo al compromiso. Llena tu casa de fotos de tus hijos y el ladrón saldrá huyendo ante las responsabilidades familiares.

El cartel de “Cuidado con el coronavirus que viene de China” en la puerta. Aunque luego lo que tengas en casa sea un inocente virus de la gripe, los ladrones no se atreverán a entrar en tu casa a no ser que ya estén infectados.

Dejar una enorme pila de platos para que el ladrón se sienta obligado a lavarlos y no tenga tiempo para robar. Es imposible resistirse a una enorme pila de platos sucios en un fregadero. Por mucha prisa que tenga el ladrón, no va a poder resistirse a quitarse el guante blanco, ponerse el guante de cocina y limpiar toda la loza.

Ser pobre. Lo mejor para evitar que entren a robar en casa es no tener casa. Afortunadamente, gracias a los precios del alquiler, cada día menos gente puede permitirse tener casa y eso está evitando muchos robos.