- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Irene Montero defiende el derecho de su escolta «a dar el pecho a mi bebé en el Congreso»

EL ESCOLTA TAMBIÉN ES EL ENCARGADO DE CAMBIAR PAÑALES POR LAS NOCHES

Esta semana Irene Montero ha dado una nueva lección de feminismo al defender el derecho de su escolta a dar el pecho en el Congreso. El encargado de seguridad ha estado amamantando a la hija de la ministra de Igualdad durante toda la mañana mientras ella se encargaba de sus obligaciones parlamentarias.

Algunos sectores de la prensa han criticado que la diputada de Unidas Podemos utilice a su escolta oficial para asuntos tan personales, pero ella enseguida ha salido al paso de las acusaciones para defender la libertad tanto de su escolta como la de todos los escoltas. “Mi escolta tiene todo el derecho del mundo a amamantar a mi hija en el Congreso mientras yo estoy ocupada”, ha declarado ante los periodistas. “Que un escolta dé el pecho a un bebé es lo más natural del mundo”, ha continuado. “Tenemos que empezar a normalizar este tipo de situaciones”, ha insistido.

El escolta también es el encargado de cambiar los pañales a los hijos de Irene Montero cuando lloran. La ministra de Igualdad considera que poder dormir de un tirón por las noches es esencial para su seguridad y que, por tanto, entra dentro de las obligaciones de su escolta. Afortunadamente, como comparten domicilio, el escolta de Pablo Iglesias se turna con el de Irene Montero para cambiar los pañales y la tarea, repartida, es mucho menos engorrosa de lo que parece. “Para que funcione una pareja es muy importante que los escoltas se repartan las tareas del hogar”, se sincera Montero.

En cuanto acabe de alimentar al bebé, el escolta de la titular de Igualdad hará una visita oficial al Sephora para comprar una crema, una paleta de colores y un labial.