- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cómo decorar la sala de espera del dentista para sentirte como en casa

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Las visitas al dentista pueden ser muy traumáticas, por eso es importante crear un ambiente relajado y familiar en la sala de espera para poder afrontar el trámite con la mayor tranquilidad posible. Con apenas unas modificaciones, y gracias a nuestros expertos de Idealista, a continuación aprenderás a decorar la sala de espera de tu clínica dental para sentirte como en casa.

Coloca mesas al lado de las sillas y pon algo para picar en ellas. Tranquilo, no te tienes que gastar mucho porque nadie va a comer nada. Si están en el dentista es porque tienen mal los dientes. Además, todos se los han cepillado justo antes de venir para fingir que tienen una apropiada higiene bucal y no querrán manchárselos.

Contrata a una empresa de mudanzas para que te lleven la nevera, el sofá y la lavadora. Los tiempos de espera en el dentista suelen ser largos, así que es mejor llevar objetos personales. Asegúrate de que haya dos enchufes libres y podrás beber cerveza y hacer la colada sin preocuparte por esa gingivitis.

Hazte con el mando de la tele y rómpelo para que deje de funcionar bien. Nada nos hace sentir más en casa que un mando a distancia que no funciona correctamente. Cuanto más tengas que apretar los botones más en casa te sentirás.

Tira piezas de Lego por el suelo y obliga a los demás pacientes a descalzarse. Los gritos de las consultas se confundirán con los gritos de la sala de espera creando un ambiente exactamente igual al que se vive en tu casa desde que tu hijo empezó a jugar con los Lego.

Pega fotos tuyas y de tu familia en las portadas de las revistas del corazón. Así no solo te sentirás como en casa, también tendrás la sensación de que perteneces a una familia importante, tan importante como para salir en la portada de una revista de un euro de valor.

Emprende una nueva vida en pareja con el hombre que está mordiendo un algodón. Si quieres que esa sala de espera sea como tu casa, necesitas un compañero de vida. Después de analizar detenidamente a todos, creemos que el que mejor se adaptaría a ti sería el hombre con el algodón ensangrentado en la boca.

Deja tu cepillo de dientes en el baño. No hay nada que demuestre más que un sitio es tu hogar que tener en él un cepillo de dientes. Además, como solo te cepillas cuando vas al dentista, es el mejor sitio del mundo en el que lo puedes dejar.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.