- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Carles Puigdemont, aterrado al enterarse de que la sede del Parlamento Europeo se trasladará a Madrid en breve

"ME VIENE FATAL", HA DECLARADO EL EXPRESIDENT

Carles Puigdemont y Toni Comín cruzaron este lunes la puerta del Parlamento Europeo en Estrasburgo para tomar posesión de su escaño. Antes de participar en su primer plenario, el expresident ha sido informado en los pasillos de que, muy probablemente, la sede del Parlamento se trasladará a Madrid en cuestión de meses. Puigdemont ha reaccionado con incredulidad al principio y ha acabado abandonando el pleno a la mitad sin dejar de consultar el teléfono móvil, visiblemente preocupado.

«Me pilla fatal», habría admitido el político catalán, que no entiende «qué tiene de malo Estrasburgo». Tanto él como Comín sospechan que España ha presionado a la Eurocámara en secreto para cerrar ese traslado «que tendrá un elevado coste económico y personal», según el catalán. A este respecto, el Gobierno español ha negado haber negociado nada, limitándose a señalar que «la capital de nuestro país es un enclave privilegiado en el que ubicar la nueva sede».

A primera hora de la tarde, la secretaría del Parlamento Europeo ha mandado a Puigdemont los billetes a Madrid para el próximo pleno. El europarlamentario ha señalado que el frío de Estrasburgo se le ha metido en el cuerpo y que es posible que tenga «unas décimas de fiebre». Luego ha preguntado si el billete en cuestión se puede anular o cambiar.