- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Una dentista aprovecha que su paciente tiene la boca abierta para apoyar en ella su café

LO HA ANESTESIADO ANTES PARA QUE NO SE QUEME

Cansada de tener que estirar el brazo cada vez que quería tomarse un trago, una dentista ha aprovechado que su paciente tenía la boca abierta para apoyar en ella su café. La odontóloga le ha exigido a su paciente que mordiera el vaso para que el líquido del interior no se derramara por la silla.

“Si no tuviera sobremordida, podría haberle metido también unos cruasanes”, reconoce la dentista visiblemente decepcionada. “Tenía que haber esperado al cliente de después, que tiene una dentadura mucho más sana”, reconoce. Su paciente lleva más de media hora sujetando el vaso de café totalmente inmóvil. “La gente que viene al dentista es muy obediente, así que puedes hacer con ella lo que quieras”, reconoce la profesional.

Aunque la dentista ha anestesiado a su paciente para que no se queme, este se ha quejado en varias ocasiones de la temperatura del café. “Efta faliente fe la fostia”, ha conseguido decir mientras se esforzaba para no derramar nada. La dentista le ha pedido que no se mueva y después ha lamentado la cantidad de problemas que ponen los pacientes que acuden a la clínica. “Nunca están contentos con nada”, se sincera mientras revuelve con el palito el vaso encajado en la boca del paciente.

A última hora, la dentista le ha extirpado varios dientes para poder apoyar un café tamaño Vento de Starbucks también en su boca. Como el paciente había acudido a la consulta para una limpieza, la dentista se los está limpiando de uno en uno mientras toma tranquilamente su café.  

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.