- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un compañero de trabajo orgulloso de su productividad es capaz de hundir ocho proyectos a la vez

"SOY MULTITASKING", DICE EL MUY IMBÉCIL

Fanfarroneando con su capacidad de “multitasking”, Rubén Orense, el trabajador más inútil de la sede de Alicante de la multinacional Jenkins & Co., es capaz de involucrarse hasta en ocho proyectos a la vez y hundir todos y cada uno de ellos, mostrando una alta implicación y una gran motivación por el trabajo. “Me gusta estar en todo y ayudar a todos mis compañeros”, ha dicho esta mañana tras arruinar el trabajo de tres meses de uno de los equipos de marketing.

“Es asombrosa la cantidad de trabajo que puede asumir y lo mal que es capaz de hacerlo. Se hace listados de tareas y las va ejecutando una a una, todas mal”, dice un compañero, admirado por la autoconfianza, desenvoltura e inutilidad de Orense. Otros trabajadores han pedido a este compañero que se relaje e incluso que se escaquee un poco, que no todo en la vida es “trabajar haciéndolo todo obsesivamente mal”.

“Es dramático, siempre está dispuesto a ayudar. Sería genial que viniera a trabajar con menos ganas”, se queja otro compañero.

“En un entorno laboral como el de hoy en día tienes que aprender a hacer un montón de cosas, no puedes estancarte. No puedes estar en un solo departamento, tienes que estar en todos”, explica Orense, que ha provocado problemas en todos los departamentos de la compañía. 

El trabajador también se jacta de que trabaja mejor bajo presión, pese a que bajo presión trabaja incluso peor. “Soy expeditivo y tomo decisiones”, dice tras haber tomado tres decisiones terribles que en pocas semanas sumirán a la oficina en el caos y obligarán al resto de trabajadores a hacer horas extras en festivos.

A última hora, fuentes de Jenkins & Co. han informado de que Orense acaba de ser ascendido y, a partir del lunes, asumirá nuevas responsabilidades.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.