- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Pasos para decorar el árbol de Navidad correctamente

LO IMPORTANTE ES ESCOGER UN ÁRBOL DÉBIL Y MANEJABLE CUYA VOLUNTAD SEA FÁCIL DE QUEBRAR

Decorar el árbol no es tan fácil como parece: hay que escogerlo bien, saber qué adornos poner y cómo cuidarlo. Sigue estos pasos para no repetir el estropicio de otros años:

Esconderse en un abetal durante semanas, estudiando el comportamiento de cada árbol, observando cuál de ellos puede ser adecuado para nuestro hogar.

Cortar el árbol tras darle un golpe en la nunca y dejarlo inconsciente. Hay que intentar no hacer caso a los chillidos del resto de árboles.

Llevar el árbol en metro hasta casa, intentando que las ramas se metan en el ojo de otros viajeros para transmitir felicidad navideña.

Una vez en casa, dejar que el árbol se enfrente a su enemigo natural: el gato. 

Estudiar qué tarifa de Endesa conviene a las luces de nuestro árbol. En caso de que ninguna tarifa se adapte al presupuesto, se pueden usar velas para iluminarlo.

Poner tres bolas cargadas de simbología, una de color rojo (ira), otra de color amarillo (furia) y otra de color azul (venganza). 

Intentar que el árbol no se llene de trastos durante el período navideño, pues es fácil acabar poniéndole los abrigos o ropa sucia por encima.

Hablar con el árbol 15 minutos al día, para que no se sienta solo.

Dejar claro a todas las visitas que no deben mirar directamente al árbol para no desafiarle.

Cuando llegue Nochebuena, encender las luces del árbol en una ceremonia íntima.

Disfrutar de la luz y de la música de las bombillas que hemos comprado en el bazar y que no cumplen con todas las garantías de seguridad de la Unión Europea.

Deleitarse con el espíritu navideño inundándolo todo: las cortinas, el sofá, los muebles…

Asumir que el espíritu navideño es en realidad fuego.

Llamar a los bomberos.

Esperar.

Los bomberos no vienen: huir.

Pasar las navidades en la calle.

Buscar un nuevo hogar.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones