- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cinco trucos para ahorrarte el alquiler viviendo en la oficina sin que tu jefe se entere

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Los precios de los alquileres siguen siendo muy altos y la mayoría de los inquilinos tiene que emplear casi todo su sueldo en pagarlos. Por eso cada vez más gente se apunta a la moda de vivir en la oficina a espaldas de su jefe. Si duermes en tu puesto de trabajo, te puedes ahorrar la mayoría del sueldo, lo que te permitirá comprar comida y relacionarte con otros seres humanos. A continuación te ofrecemos cinco trucos para vivir en la oficina a espaldas de tu jefe.

Sé el primero en llegar y el último en irte durante unos meses. Conviértete en el empleado que más tiempo pasa en la oficina hasta que todos empiecen a verte como un bicho raro que solo vive para el trabajo. Entra antes y vete más tarde cada día hasta, simplemente, dejar de irte.

Anima a tus compañeros a ducharse también en el baño de la oficina alegando que el agua está muy calentita. Quítale hierro al asunto de que no haya ducha y de que te tengas que asear en el lavabo salpicando todo el suelo. Si eres lo suficientemente insistente, en lugar de sospechar que vives en la oficina, tu jefe y tus compañeros empezarán a sospechar que son unos guarros.

Explica que tienes toda tu ropa en la oficina porque te gusta ir cambiando de imagen en el trabajo como hace Beyoncé. Si la cantante se cambia de ropa hasta en cinco ocasiones cada vez que trabaja, ¿por qué no puedes hacer tú lo mismo desde tu mesa de Desarrollo de Sistemas?

Aclara que tu Roomba está en la oficina porque tiene miedo si la dejas sola. Vivir en la oficina a espaldas de tu jefe no está reñido con la limpieza. Cuando tus compañeros se quejen por el ruido de tu Roomba y te pregunten por qué la tienes en tu puesto de trabajo, explícales que lo haces porque, si se queda sola en casa, se echa a llorar.

Muéstrate muy sorprendido por el hecho de que tus demás compañeros no traigan a su pareja e hijos a su puesto de trabajo. Ensalza la importancia de la familia y haz sentir mal a tu jefe por colocar fotos de sus seres queridos en su mesa en lugar de tenerlos al lado viendo la tele sentados en un sofá que tú mismo has traído y que bloquea una de las salidas de emergencia.   

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.