- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un bar cuelga a un hombre y a una mujer vivos en la puerta de sus baños para que se sepa cuál es el de hombres y cuál el de mujeres

LOS CARTELES CON UN HUEVO FRITO Y UNA BERENJENA QUE HABÍA ANTERIORMENTE NO DEJABAN EL GÉNERO CLARO

Buscando la originalidad pero también dejando las cosas lo más claras posibles, un bar de diseño de Barcelona ha decidido clavar en la puerta de los servicios a un hombre y a una mujer vivos que, sangrando y entre dolores, podrán informar a los clientes de qué género es cada baño. “Sí, este es el de hombres, ah… ah… duele. Ayuda”, dice el hombre agonizante cuyo cometido no es otro que dejar en evidencia su sexo.

“Si al ver literalmente a un hombre y a una mujer no te queda claro qué baño usar, ellos te lo dicen con sus últimas palabras”, explica el dueño de Morricone’s Gin & Brunch, el bar en cuestión. El empresario hostelero ha decidido tomar esta medida después de que los anteriores indicativos del sexo de cada baño (un huevo frito y una berenjena) dejaran a los clientes con dudas respecto a qué aseo usar. 

“Ahora todo está más claro, más literal imposible. En los de hombre hay un hombre y en los de mujer hay una mujer. Y los que se consideren fluidos de género pueden usar un cubo que tengo en el patio”, dice el empresario. 

A última hora, fuentes del Morricone’s Gin & Brunch han informado de que un hombre ha entrado accidentalmente en el baño de mujeres al considerar que la mujer colgada en la puerta estaba allí desde la ironía y para dejar claro que ese era el baño de hombres. A partir de mañana, el hombre colgado de la puerta tendrá el pene fuera a fin de transmitir su mensaje de una forma aún más clara.