- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Sánchez irrita a los fiscales al dar a entender que les hace un «mortadelo» siempre que le apetece

"EL FISCAL DEPENDE DEL GOBIERNO, ¿NO? PUES YA ESTÁ", HA DICHO

El presidente del Gobierno en funciones y candidato socialista en las elecciones del próximo domingo, Pedro Sánchez, ha dado por hecho este miércoles que la Fiscalía depende del poder ejecutivo y que el presidente del Gobierno en ocasiones ha podido poner la bolsa escrotal en la cara de alguno de los fiscales del Estado “que para eso son del Estado”. 

En una entrevista en RNE, Sánchez ha sido preguntado por este comentario que lanzó en el debate del lunes (cuando dijo, “Jaja, los fiscales, vaya pringaos… en cuanto les veo por ahí dormido, me bajo los pantalones y… ¡Zas! Mortadelazo”). Ante esta pregunta, el candidato socialista ha repetido que trabajará para que el sistema judicial “ejerza de forma independiente, tengan o no mis testículos tapándoles los ojos, con el pene encima de la nariz, formando el rostro del popular personaje de cómic conocido como Mortadelo”. 

“Como usted recordará, Mortadelo tiene un rostro peculiar: con dos pelotas formando los ojos y una nariz enorme, bastante grande. No es por presumir”, ha recalcado el político del PSOE.

“¿Pero ha puesto usted los genitales en la cara de los fiscales sí o no?”, ha preguntado el entrevistador de RNE. Sánchez ha contestado con una pregunta retórica: “¿De quién depende la Fiscalía?”, ha dicho.

A renglón seguido, el entrevistador le ha respondido: “Sí, sí, depende del Gobierno”. A lo que Sánchez ha zanjado: “Pues ya está”.

La Asociación de Fiscales, mayoritaria entre los 2.500 miembros del ministerio público, ha lamentado en un comunicado “el desconocimiento de las funciones conferidas al Ministerio Fiscal por parte de quien hace tales manifestaciones en referencia a posturas humillantes, que no se ajustan a la realidad y generan en la ciudadanía una confusión inaceptable”. La Fiscalía y el Fiscal General del Estado “no cumplen órdenes del Gobierno ni admiten que ningún miembro del Ejecutivo se baje los pantalones y les ponga los testículos en el rostro, a la altura de los ojos, cegándolos, por mucho que se diga que la justicia es ciega”.