- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Repasamos el «outfit» de las mujeres en el debate electoral

SE IMPUSO LA DISCRECIÓN PARA NO ECLIPSAR A LOS VERDADEROS PROTAGONISTAS DE LA NOCHE

Pocos eventos televisivos exigen cuidar al milímetro la imagen pública como un debate entre candidatos a la presidencia. Hubo escasas mujeres ayer en pantalla, a excepción por supuesto de la periodista Ana Blanco, pero hemos hecho un esfuerzo por repasar el «outfit» de todas ellas.

Ana Blanco: Una apuesta sin estridencias, tomando como base la seriedad del color negro en los pantalones y en el cuello en uve de la chaqueta, y compensando luego el conjunto con el blanco roto, que aportaba claridad. No se arriesgó, pero la decisión de ceder el protagonismo era más que pertinente en una noche centrada en los candidatos.

Chica atareada que parecía asesora de Iglesias o algo así: En la línea de Ana Blanco, pero invirtiendo los colores: chaqueta oscura, color claro debajo. Rebequita ligera con lazo discreto pero suficiente para romper la monotonía. Luego, unos vaqueros para rebajar la formalidad. Algo que Blanco, por ejemplo, no se podía permitir, pero sí la chica de Podemos, que por algo es de izquierda radical.

Chica sonriente y asertiva que pertenecía supuestamente al equipo de Santiago Abascal: Con una melena brillante y bien cuidada como la suya, el partido está ganado de antemano. Aún así, apuesta sensata por una americana de color verde a juego con el logo del partido. Una pena no disponer de una imagen del «outfit» completo.

Muchacha con pinta de ser de la organización: Aunque está de espaldas a la cámara, vemos que luce una práctica sudadera negra con capucha también de color negro, para no distraer, optando sin complejos por la comodidad que su trabajo le exige. Intuimos unos grandes pendientes con forma de aro que aportan feminidad a la rudeza del resto del atuendo. Coleta funcional, previsible pero incuestionable.

Otra vez la de Podemos: Mira, mira, aquí la vemos de cuerpo entero, confirmando el look informal de izquierdas que pese a todo mantiene cierta elegancia sin aspavientos.

La redactora de la sala de periodistas: Apostó fuerte y ganó esta periodista con chaqueta de color morado, que le disputa el protagonismo al plasma pese a que la estancia en su conjunto tiene una iluminación pobre y nada favorecedora. Al fondo se puede intuir una compañera con foulard color crema -sin duda, el color triunfador de la noche-, pero apenas se distingue. Puede incluso que el complemento sea rosa pálido, nunca lo sabremos.

Había muchas más mujeres tras las cámaras, y es una pena no poder repasar el «outfit» de todas ellas, pero el debate de ayer fue un debate de hombres y todo esfuerzo por visibilizar a las mujeres comentando sus vestidos siempre será insuficiente.