- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

“Los lazos amarillos me hablan”, dice Torra, exculpándose de las acusaciones de desobediencia

"NO CALLAN NUNCA, SON MUY PODEROSOS Y SE ENFADAN SI LES CONTRADIGO", DICE TORRA

Afirmando que le dicen “cosas anticonstitucionales” y “horribles, horribles”, Quim Torra ha admitido esta mañana, durante la declaración del juicio que puede condenarle a la inhabilitación, que efectivamente desobedeció a la Junta Electoral Central pero que lo hizo siguiendo órdenes de los lazos amarillos. “Si no hago lo que me dicen, es peor”, ha asegurado el presidente de la Generalitat, suplicando ayuda.

“No desobedecí yo, desobedecieron ellos [los lazos]”, ha repetido en todo momento el político. La JEC le había ordenado retirar los lazos y símbolos independentistas de sedes gubernamentales durante la precampaña de las pasadas Elecciones Generales del mes de abril. Ha dicho que, cuando le pidieron retirar los lazos de la fachada de la Generalitat y él mismo alargó la mano para quitarlos, pudo oír un chillido que le obligó a taparse la cara y los oídos y salir corriendo.

“Mi voluntad está atada a ellos, señoría, ni siquiera quiero la independencia, son los lazos los que la quieren”, ha insistido. “Cuando la gente no mira están quietos pero cuando se quedan a solas conmigo se ponen rebeldes y chillan y cantan”, ha agregado.

Al finalizar su declaración, Torra ha preguntado a los jueces, abogados y demás asistentes si ellos también oyen a los lazos reír.