Resumimos los mejores momentos de los dos debates electorales y las mejores frases pronunciadas por cada uno de los candidatos.


Pablo Iglesias

“España no es centralista por definición. Se hablan muchas lenguas… el español y… muchas lenguas”.

“Es una pena que no haya mujeres en este debate. Es una absoluta vergüenza. Ojalá hubiera mujeres en mi partido para que yo pudiera resignar y dejar a una de ellas ser líder. Pero no hay… No sé por qué no hay, pero lo cierto es que no hay”.

“Lo que tendríamos que hacer con el tema catalán es dejar que se independizaran un rato, a ver qué pasa. Se iban a arrepentir a los cinco minutos”. 

“Creo que lo que hemos aprendido allí [en el Ayuntamiento de Barcelona] podríamos hacerlo en toda España. He visitado algunos pueblos donde hay cafeterías que no tienen alternativas veganas para la leche. Eso es algo que en Barcelona no ocurre, por ejemplo”.

”Esto [el debate] se me está haciendo eterno”.

“A veces echo a Íñigo de menos pero entonces me acuerdo de que ahora es mi rival y se me pasa”.

[Sobre la calidad democrática] “No hay”.

“Los inmigrantes hacen mucha falta. Por ejemplo, en mi chalé, si no viene Lupita está todo hecho un asco. Le hemos querido subir el sueldo, pero ella no quiere. Así de nobles son”.

“Les veo nerviosos y voy a repetir lo que he dicho: Venezuela no está tan mal”.

“Si no hubiera tanto puto viejo, ganábamos las elecciones. Pero España es la que es y hay un montón de viejos fachas. Así que, bueno, hay que pensar cosas para ellos: pues sí, también prometemos pensiones. Venga, pensiones para todo el mundo”.

“Estoy hasta la polla de esto [el debate]. No digo el debate, digo España. Sí, España es una mierda. Lo dije en la pasada campaña electoral y lo digo en esta. Ya está, es lo que todo el mundo está esperando que diga, pues lo digo. Muchos españoles están de acuerdo conmigo”.

“Qué ganas tengo de irme a Venezuela, de verdad os lo digo”.

“Venezuela es la hostia, ¿eh? Habláis mucho de Venezuela pero es la hostia”. 

“Lo que más me gusta [de Venezuela] son las mujeres. Desde el respeto lo digo”.


Albert Rivera

“Yo mismo he venido en patinete hasta aquí. Mire, aquí lo tengo. ¿Es que no van a mirar el patinete?”

“Hay que aplicar el 155 ahora mismo. Aquí, en este plató. Lo probamos primero en el plató y luego lo aplicamos en Cataluña o en España entera. ¿No se atreve, señor Sánchez? [Mira a los demás candidatos] No se atreve. No quiere aplicar el 155, eso es lo que ocurre”.

“Tengo aquí a un independentista [Saca a un señor de detrás del atril]. En Cataluña hay millones de señores como este. Y se los lanzan a la Policía”.

“A mí lo que me preocupa son las familias. [Saca a una familia de cinco personas de detrás del atril] Familias como esta. Mírelos a la cara, señor Sánchez”.

“Me preocupan los inmigrantes. [Saca a un inmigrante de detrás del atril]”.

“Quiero proponer un cambio en la ley electoral para que sea más proporcional. [Saca a los padres de la Constitución de detrás del atril]”.

“Miren, esto lo podemos debatir cuando quieran. Propongo hacer un debate ahora mismo. [Saca cinco atriles de detrás del atril]”.

“Todo esto de sacar objetos de detrás del atril ha sido idea de mi director de campaña. [Saca a su director de campaña de detrás del atril]”.

[Saca a un segundo Albert Rivera de detrás del atril y se queda mirándolo en silencio].


Santiago Abascal

“Os mato”.

“Lo repito: os mato a los cuatro [a los cuatro candidatos]”.

[A la cámara, mirando a los españoles] “Y a vosotros también, hijos de puta”.

“Respecto a la salud: un auténtico español no enferma jamás. No hace falta hacer un programa de eso”.

“La pobreza no es un problema en España porque si eres pobre no eres español. Siguiente pregunta”. 

“No, no me voy a puto callar. Ven tú a callarme, mamón. Ah, ahora te achantas.”

“Jajaja”.

“Aquí estoy, en la tele. Siendo un puto nazi. Pues ahora me escucháis”.

“Putos moros de mierda”.

“Sobre la creación de empleo: matamos a todos los catalanes, a todos los moros y a todos los vascos y habrá empleo para todos los españoles. Habrá empleo de sobra”.

“Torra, te voy a quitar toda la chulería de golpe. Ven pacáaaa. Veeeen. Estoy aquí esperándote. [Se quita la camiseta] Ven aquí. Veeeeeen. Venga, venga. Venga, hermano, ven. [Patada voladora]. Pim, pim. Te cojo así… Uf. Placa, placa. Plomo, plomo, plomo. Desde que te vi me dio ganas de vivir. No voy a parar. Culebrilla, que eres un culebrilla. Peleas no, ¿eh? Peleas no, soy pacifista. Pero a ti… ven aquí a hablar conmigo. Vamos a hablar solo. Diálogo… diálogo guapo. Sobrevivirás al diálogo, primo”.

“Jajaja”.

“No”.


Pedro Sánchez

“La reforma laboral del PP estuvo muy bien, la verdad. Al principio no me gustaba pero ahora sí”.

“Hoy disfrutamos de una democracia que le ha dado la vuelta al franquismo. Es lo que hemos construido con una gran victoria de la democracia con la exhumación. Tengo un collar hecho con unos huesecitos que sobraron. [Lo enseña] ¿Lo ven? Santi, Santi… Mira. ¿Te gusta esto?”.

“Yo creo que el tema catalán es una cosa de ahora y que se acabará pronto. Se cansarán tarde o temprano”.

“¿La Ley Mordaza? Pues está muy bien, la verdad”.

“El señor Iglesias nunca aceptará un gobierno sin el señor Iglesias. En cambio yo estaría encantado de que el PP apoyara un gobierno mío… O mejor aún: a mí mismo me encantaría apoyar un gobierno del PP”.

“Es verdad lo que dice el señor Casado… En este tema él sabe más que yo”. 

“Respecto a los problemas territoriales del Estado, lo que ha dicho el señor Casado es lo mismo que diría yo, pero él lo ha dicho mejor”.

“Sí, [Señor Casado] tiene usted toda la razón”.

“El PSOE apoyaría una investidura del señor Casado, claro».

“El señor Iglesias y yo discrepamos profundamente en el tema catalán. ¿Con quién no discrepo? Con el señor Casado”.


Pablo Casado

“No hay caminos para la paz, la paz es el camino”.

“El mundo no está en peligro por las malas personas sino por aquellas que permiten la maldad”.

“Un hermano puede no ser un amigo, pero un amigo será siempre un hermano”.

“Solo puede ser feliz siempre el que sepa ser feliz con todo”.

“La verdadera sabiduría está en reconocer la propia ignorancia”.

“No permitas que ningún ser humano te haga caer tan bajo como para odiarle”.

“Los verdaderos líderes estamos dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de nuestro pueblo”.

“Solo sé que no sé nada”.

“Nunca rompo el silencio si no es para mejorarlo”.

“Es corto el amor y largo el olvido”.

“El hombre que más ha vivido no es aquel que más años ha cumplido, sino aquel que más ha experimentado la vida”.