- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Endesa regala bolsitas de pura electricidad a posibles clientes a modo de muestra para que se pueda comprobar la calidad y pureza de su energía

LOS COMERCIALES HACEN HINCAPIÉ EN LA PUREZA DE SU ELECTRICIDAD

Esta semana miles de comerciales de Endesa han empezado a ir casa por casa regalando bolsitas de pura electricidad a posibles clientes a modo de muestra. El objetivo de esta nueva estrategia empresarial es demostrar la calidad y pureza de su energía. “Mire cómo brilla, mire qué calor desprende, tóquela, tóquela, no tenga miedo, úsela en un ventilador y ya verá qué fresquito”, asegura un comercial de Tarragona a una señora que le ha abierto la puerta. Según los comerciales, su electricidad es mucho más “azul, bonita y brillante” que la de Iberdrola y recurrir al regalo de muestras gratuitas es la manera de desmostrárselo a los clientes.

“En cuanto la prueben, querrán más”, dicen los vendedores.

La compañía ha anunciado que sus potenciales clientes podrán utilizar toda la electricidad de la bolsa sin compromiso. “Pueden usarla para encender lo que quieran”, afirma el Director General de Endesa. La prensa ha podido saber que gran parte de las personas que han recibido las bolsas de pura energía han optado por colocarlas encima de la tele a modo de decoración. “Tiene un brillo azul muy bonito, a mí me da mucha paz”, se sincera un señor mientras mira su porción de electricidad con orgullo.

Endesa no quiere que sus comerciales olviden que el objetivo principal es conseguir que las personas que los reciban en sus casas acaben queriendo comprar más electricidad, por lo que les han exigido que hagan mucho hincapié en su pureza. “Nuestros trillones de electrones disfrutan de una vida relajada dando vueltas alrededor del núcleo del átomo en libertad hasta que llegan a la edad adulta y ya sirven para entrar en la corriente eléctrica”, explican los comerciales mientras muestran folletos de electrones girando en libertad.  

De momento esta iniciativa de Endesa ha tenido mucho mejor acogida que la del año pasado cuando, para reforzar su otra fuente de ingresos, optaron por ir casa por casa entregando bolsas llenas de gas natural.