- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Cómo decorar tu casa si vives esposado a un radiador porque tu ex te dejó así hace meses

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

Estar esposado al radiador porque tu ex te dejó así hace meses no es excusa para dejar de lado la decoración de tu vivienda. Mantener la casa ordenada e ir haciendo pequeños cambios de vez en cuando puede ser muy positivo para vencer esa amarga sensación de claustrofobia que aparece cuando estás esposado a un radiador.

Dibuja una raya en la pared cada día. Cada cinco días, dibuja una raya tachando las cuatro anteriores de manera que, cuando los agentes de policía encuentren tu cadáver esposado al radiador, puedan saber fácilmente el tiempo que estuviste ahí.

Tira de la alfombra para que se pueda apreciar mejor el suelo de parqué. Si tiras con fuerza de la alfombra, además de descubrir el parqué y crear un ambiente más cálido en la estancia con el color de la madera, podrás mover la mesa de café del salón en la que se encuentra la navaja suiza multiusos que te compraste en el aeropuerto de Valladolid.

Acerca la mesa de café al radiador para crear un espacio más diáfano en el salón. Si, después de tirar con fuerza de la alfombra, estiras la pierna y te empleas a fondo, podrás arrastrar la mesa de café hasta tu posición y coger la navaja, además de hacer que el salón parezca mucho más amplio.

Utiliza la navaja para amputarte el brazo y dar así un toque más moderno a tu casa. Si te quieres desmarcar un poco de la moda dominante de viviendas con personas de dos brazos, lo mejor que puedes hacer es coger la navaja con la mano derecha e ir cortándote el brazo izquierdo lentamente durante días.

Aprovecha que te has liberado del radiador para cambiar de sitio el mueble de la tele. Después de meses esposado al radiador viendo exactamente la misma disposición de los muebles día tras día, lo mejor que puedes hacer es cambiarlos de sitio. Tu mente lo agradecerá, tu brazo derecho y tu muñón izquierdo no tanto.

Quita las cortinas para que entre más claridad en la casa y pon bombillas de luz cálida en la lámpara de pie. Para hacer más acogedora tu vivienda, es muy recomendable que limpies la sangre del suelo, te deshagas del trozo de brazo amputado y quites las cortinas para dejar que entre más claridad. En vistas a la noche, también te recomendamos optar por bombillas cálidas especialmente en la lámpara de pie al lado de los sofás.

Una vez rediseñada tu casa, vuelve a esposarte al radiador y disfruta de la nueva decoración. En cuanto te sientas a gusto con los cambios realizados, vuelve a acercarte al radiador y espósate a él. Seguirás secuestrado pero ahora lo estarás en un piso mucho más acogedor.