- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un bocadillo paranoico se envuelve a sí mismo en papel de aluminio

CREE QUE HAY GENTE QUE LE ESTÁ OBSERVANDO Y QUE QUIERE COMERLE

“Vienen a por mí. Sé que vienen a por mí”, se repetía a sí mismo una y otra vez esta mañana un bocadillo paranoico mientras se envolvía a sí mismo en papel de aluminio de manera torpe y apresurada, según han informado fuentes de la cocina. El bocadillo, hecho de pan rústico y relleno de salchichón y queso, en estos momentos se encuentra totalmente cubierto de papel de plata con la esperanza de pasar desapercibido.

Los bocadillos de su entorno consideran que se ha vuelto loco y muchos se han estado riendo de él, especialmente uno de pan de molde relleno de chorizo de Pamplona que lleva días endureciéndose encima de una mesa. “Nadie nos va a comer, estás haciendo el ridículo”, le ha dicho. “Llevo aquí un montón de tiempo, los humanos me han visto y ni me han tocado”, ha insistido minutos antes de ser tirado a la basura.

Ignorando los comentarios de los demás, el bocadillo paranoico se ha mantenido en sus trece y sigue totalmente convencido de que hay gente que le está observando y que quiere comerle. “Hay una conspiración mundial que pretende comernos a todos”, ha advertido sin ser escuchado. “Nos meterán en mochilas, nos llevarán al monte y allí nos abrirán y nos comerán”, ha gritado desesperado, provocando las risas y burlas de los demás bocadillos.

Al cierre de la edición, fuentes del «exterior» han informado de que el bocadillo ha sido abducido y, posteriormente, devorado.

Tú haces posible la Verdad

Sin ti, el periodismo del mañana es imposible. Nuestros suscriptores nos permiten seguir ofreciendo el mejor periodismo libre de presiones y banners publicitarios.

Últimas publicaciones