- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El secesionismo entiende que, cuando Cataluña esté completamente destrozada, España empezará a ver con buenos ojos la independencia

"CONFORME ESTO VAYA SIENDO UN ASCO EMPEZARÁ A MOLESTARLES TENERNOS POR AQUÍ", SE DICE DESDE EL INDEPENDENTISMO

Diciendo que «ya casi lo tenemos», el independentismo ha entendido esta semana que, conforme Cataluña se vaya convirtiendo en un páramo yermo cubierto completamente de ceniza, España empezará a pensar que la independencia no es tan mala idea y dejará de reclamar el territorio como una de sus partes. «Ho tenim a tocar», coreaban esta tarde grupos aislados de separatistas mientras prendían algunos contenedores y arrancaban adoquines del asfalto. 

«No es tanto conseguir la independencia como que quieran cortar ellos, que al final es la forma de conseguir una ruptura», argumenta un encapuchado. «Eventualmente, cuando ya esté todo quemado, nos dirán ‘tenemos que hablar, no eres tú, soy yo, etcétera'», añade.

«¿Quién va a querer esta mierda? Da puto asco», explica otro encapuchado señalando hacia Vía Laietana, el lugar de Barcelona más castigado por los tumultos de la última semana.  «Habrá gente a la que le incomode esta etapa de transición pero estas cosas no son fáciles», comenta.

«Una vez hayamos convertido Cataluña en algo parecido a Extremadura o Murcia les dará igual lo que hagamos porque el Gobierno nunca hace caso a lo que ocurra en esas comunidades desoladas”, explica otro activista. «Hemos cortado todos los trenes y autopistas y esto está casi incomunicado, así que poco a poco nos estamos acercando a esa meta que hasta hace poco parecía utópica», promete.

Pese a las evidencias, el President Quim Torra niega que haya grupos violentos dentro del independentismo dado que «un auténtico catalán usaría licor de ratafía para hacer hogueras».