- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El filósofo en jefe convoca una reunión de urgencia pidiendo «para este viernes» un informe completo sobre el sentido de la existencia

LOS "TEAM MANAGERS" DEL DEPARTAMENTO DE METAFÍSICA SE HAN PUESTO A COORDINAR UN GRUPO DE TRABAJO INMEDIATAMENTE

«Chicos, tenemos que ponernos ya con este tema», ha anunciado esta mañana en la sala de juntas el filósofo en jefe en una reunión de urgencia que ha obligado a todo el equipo de metafísicos y expertos en ontología a posponer su flujo de trabajo. «Necesitaría un informe sobre el estatuto existencial del hombre para mañana y una teoría ya cerrada sobre el sentido de la existencia este mismo viernes, hay que aterrizar una propuesta ontológica cuanto antes porque este tema no se nos puede escapar», ha insistido mientras el teólogo tomista y el experto en hermenéutica husserliana tomaban notas y esbozaban ya el correo electrónico que iban a mandar a sus respectivos equipos para poner el asunto en marcha.

«Y no me pongáis a un júnior con este tema, necesito que montéis un grupo de trabajo especulativo y que todos los ‘team managers’ del departamento de Metafísica estén presentes para coordinarlo todo», ha insistido el filósofo en jefe. «Necesitamos algo que no sea sartriano, si tenéis que tirar de gnoseología russelliana adelante, no escatimemos en teoría proposicional porque luego presentamos tesis existencialistas trilladas, nos las tumban y tenemos que empezar de cero», ha solicitado. «Cerremos el tema del sentido de la existencia este viernes y el lunes ya empezamos a definir estatutos ónticos», ha reiterado.

El jefe ha dejado claro a todos los responsables de departamento que «me han dado un toque desde arriba, no es un capricho mío». Todos los filósofos presentes en la reunión han reconocido que «llevamos mucho tiempo con este tema pendiente» y que es imprescindible encontrar «un enfoque» lo antes posible.

«Sed creativos, por favor. El martes se ha cerrado una ‘conference call’ con los de Internacional y nos van a pedir una teoría omnicomprensiva, coherente y a prueba de argumentos escépticos. No os pido una estructura hegeliana, pero tampoco nos podemos conformar con apuntes fragmentados al estilo presocrático. Pensad también en cómo se va a comunicar la propuesta, ya sabéis que un buen argumento ontológico puede irse al traste si se articula con silogismos torpes. Recordad las tres eses: Simplicidad, Solidez y Sistematización», ha zanjado el directivo.

El equipo de supervisores al completo ha abandonado la sala de juntas al momento y se ha puesto a trabajar inmediatamente en el ser.