- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Balay empieza a vender sus hornos ya atiborrados de sartenes viejas

NI SIQUIERA SE PODRÁN CERRAR BIEN

Diciendo que son los que tienen mayor capacidad del mercado, Balay ha anunciado que, a partir de ahora, venderá todos sus hornos ya llenos de sartenes, pucheros y bandejas metálicas. «Los españoles ven un horno vacío y sienten el impulso inmediato de llenarlo de cacharros de cocina, por lo que nosotros les vamos a dar ese trabajo ya hecho de fábrica», explica un representante de la marca en un vídeo corporativo. 

«Vamos a llenarlo tanto de sartenes y trastos que ni siquiera va a cerrar bien y nadie usará el horno jamás porque se necesitarán 20 minutos para vaciarlo y hará falta un segundo horno en el que meter esos cacharros mientras se usa el horno principal… Pero ese segundo horno ya estará lleno de otros trastos, así que nada», dicen en el vídeo corporativo. «En resumen: los propietarios de nuestros hornos ahorrarán muchísimo en electricidad porque no los van a usar nunca. Aún así, recomendamos enchufarlos a la corriente para que el reloj funcione», agregan.

Desde Balay argumentan, por ejemplo, que cuando los españoles van a una pizzería miran esos enormes hornos con envidia pensando en la gran cantidad de sartenes que podrían meter ahí dentro. Ahora quieren trasladar esa sensación al hogar, diseñando hornos «mucho más grandes donde quepan muchas más sartenes viejas». 

La línea de alta gama incluirá también una sartén ya llena de aceite de freír patatas.