- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un romántico hace un «Glory Hole» y mete la cabeza esperando que alguien le bese

TAMBIÉN HA HECHO UN AGUJERO MUY PEQUEÑO PARA INTRODUCIR UNA ROSA POR ÉL

Cansado de la frialdad de las relaciones esporádicas que se mantienen anónimamente en los baños públicos, un hombre muy romántico ha decidido esta semana hacer un «Glory Hole» enorme para poder meter la cabeza él y besar. “Hay gente que lo que busca es un poco de cariño, un buen beso que les dé fuerza para seguir con su día después de ir a hacer sus necesidades al baño”, explica este romántico berlinés.

Algunas de las personas que han utilizado la cabina en la que se encuentra el agujero se han quejado de la ausencia de privacidad. “Un pene es más fácil de ignorar que una cabeza”, reconoce una mujer que ha tenido que hacer de vientre con la cara de este romántico a escasos centímetros de la suya. Por su parte, hay otras personas que han aplaudido la iniciativa. “Sí, me he estado besando un buen rato con la persona que cagaba en la cabina de al lado, ha sido muy especial”, se sincera una joven de 32 años.

Viendo que su iniciativa gozaba de cierta aceptación, el romántico también ha decidido hacer un agujero muy pequeño para poder introducir rosas por él. “Ahora estoy trabajando en un agujero intermedio en el que poder introducir el brazo para poder defecar agarrado de la mano de la persona que se encuentra al otro lado”, asegura. “La idea es que nadie vuelva a sentir que no tiene apoyo a la hora de hacer caca”, profundiza.

Los responsables de numerosos servicios públicos alemanes ya valoran la posibilidad de eliminar todas las paredes para que las personas que los utilicen puedan practicar sexo tranquilamente sin tener que preocuparse por meter partes de su cuerpo en los agujeros.