- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un niño histérico, llorón y desesperado intenta convencer a la ONU de que el calentamiento global no existe

Miles de personas han compartido en las redes sociales el emocionado discurso de un niño llorón y consentido que ha acudido esta semana a la Asamblea General de la ONU a dar su particular punto de vista sobre “la gran mentira del calentamiento global”, según sus palabras. “Yo no debería estar aquí”, dijo ayer el preadolescente mirando con desprecio al resto de mandatarios que acudieron a la Cumbre de Acción Climática.

“¡Me han robado mis sueños!”, dijo el mocoso insolente en referencia a las posibles decisiones que se tomen para frenar el calentamiento global. Considera que este es “una farsa” concebida por “corporaciones ecologistas oscuras”.

Muchas voces críticas consideran que el crío, con evidentes problemas de desarrollo, debería estar encerrado en una institución que le ayude a superar sus traumas infantiles y dejar de dedicarse a hablar en público para difundir un mensaje incoherente, paranoico y peligroso. Por este motivo, sus críticos no le ven capaz de escribir sus propios discursos o tomar sus propias decisiones y creen que está siendo utilizado de forma vergonzosa por intereses económicos que lo manejan como a una marioneta para que dé la cara por ellos.

El niño engreído terminó su intervención al borde del llanto y diciendo sentirse “triste y enfadado”, admitiendo que no debería estar en la ONU hablando en nombre de un movimiento en contra de las acciones para frenar el cambio climático sino que lo que debería hacer es volver al colegio cuanto antes.