Esta semana un joven adolescente ha denunciado a su mano derecha, una de las partes de su cuerpo que más utiliza, por acoso sexual. El testimonio del joven ha sido publicado en la pasada madrugada por la agencia Associated Press, donde relata como su mano derecha le masturbó en más de una ocasión sin su consentimiento.

“Yo estaba a mis cosas en casa, viendo la tele tranquilamente, y cuando me quise dar cuenta mi mano derecha ya se había metido por debajo del pantalón y del calzoncillo”, explica. “Fue muy violento”, añade. Aunque el adolescente asegura que no tenía ninguna intención de mantener relaciones sexuales en ese momento, la mano continuó masturbándole sin que él pudiera hacer nada para detenerla. “Me quedé totalmente paralizado, no me esperaba que hiciera algo así”, refleja.

Ahora, al joven le preocupa que su mano derecha haya masturbado a más personas sin su consentimiento. “Si he decidido hablar es porque sé que puede haber otros chavales sufriendo lo mismo”, declaró a la agencia Associated Press. También ha reconocido que, aunque su mano izquierda nunca se ha comportado de manera inapropiada, no puede evitar mirarla con recelo. “Se parece demasiado como para no sospechar de ella”, lamenta.

Hasta que no se resuelva el caso, el adolescente tendrá que seguir viviendo con su mano derecha, lo que ha provocado numerosas protestas por parte de otros adolescentes que se han solidarizado con él.