- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Persigue al camión de la basura durante horas para recuperar la caja con las instrucciones sobre cómo calentar la pizza

ES LA TERCERA VEZ QUE LE OCURRE ESTE MES

En un alarde de soberbia y mostrando una excesiva confianza, Antonio Morales, vecino de Alcorcón, ha tirado la caja de la pizza justo después de abrirla. Al darse cuenta de su error tras verse incapaz de calentarla, el hombre ha bajado a la calle corriendo y ha empezado a perseguir al camión de la basura, pero de momento lleva varias horas detrás de él sin poder alcanzarlo.

“¡Solo decidme si tengo que poner el horno a 200º o a 222º!”, va gritando Antonio a los basureros desde la distancia sin que ellos se percaten de nada a causa del ruido. “¿Cuántos minutos tengo que dejar la pizza?”, pregunta desesperado asumiendo que se va a quedar sin cenar por culpa de su prepotencia. “Muchos de nuestros clientes pecan de arrogancia y se deshacen de las instrucciones de preparación pensando que no la necesitan”, reconocen desde Dr. Oetker. “Si calentar nuestras pizzas fuera tan fácil no tendríamos que haber estudiado medicina”, añaden.

Antonio Morales ya ha quemado más calorías corriendo detrás del camión de basura de las que ingeriría comiendo la pizza, por lo que es probable que, pase lo que pase, se acabe yendo a la cama con hambre. “Ya había calentado pizzas congeladas antes, por eso me deshice de la caja, lo que nunca me imaginé es que me iban a entrar las dudas de esta manera”, se lamenta. “¿Debo esperar a que se descongele un poco? ¿Hay que meterla con el horno frío o caliente? Si no recupero ese caja me quedaré sin cenar”, vaticina.

Al cierre de la edición y tras más de cinco horas corriendo detrás del camión de la basura, Antonio ha vuelto a su casa y se la ha encontrado en llamas. “Dejé el horno encendido porque estaba intentando preparar una pizza”, se disculpa. En estos momentos el hombre está corriendo detrás de un camión de bomberos porque tiró a la basura el número de emergencias.