Completamente frustrados, los alumnos han retomado el nuevo curso comprobando que los profesores apenas recuerdan nada de los temas tratados durante el curso pasado, según han declarado. “Estuvimos horas y horas explicando lo que era Fortnite y repasando algunos de los bailes y cuando le hemos preguntado al profe si había desbloqueado emotes este verano no sabía de qué le estábamos hablando”, lamenta un estudiante de ocho años.

“Llegan las vacaciones y se olvidan de todo, es desolador. Te hace plantearte si merece la pena seguir en esto, acudir al colegio y dar lo mejor de ti mismo”, añade el alumno tras comprobar que sus profesores no tienen “ni la capacidad de aprender nada ni, sobre todo, la actitud”.

Los alumnos se quejan sobre todo de que a muchos profesores se les ha olvidado hasta pronunciar ‘Fortnite’ correctamente y que van a tener que trabajar todos los temas desde el principio, ignorando todo lo que ya dieron el curso pasado. “Necesito meds o me da algo”, dice otro alumno.

“Ah, sí, sí, el jueguito, ¿eso sigue en el temario de este año?”, se limitan a decir los maestros al ser preguntados. El 90% de los docentes admite no haber abierto la videoconsola en todo el verano, por lo que no han podido terminar las partidas que tenían que jugar este verano.

“Estuvimos hablando un montón del tema y ahora vuelven a ser putos noobs”, se queja un niño.

Los alumnos ya han confirmado su intención de dedicar todas las horas lectivas del primer trimestre a recuperar los temas tratados el curso anterior e incluso a hacer horas fuera del horario lectivo si es necesario.