Esta semana, un fan de Alejandro Sanz mostraba a sus seguidores en Instagram varias fotografías de tazas de Mr. Wonderful cuyas frases inspiradoras, dispuestas una al lado de otra, reproducen las letras de los principales éxitos del cantante madrileño. Excepto alguna imprecisión más que disculpable, como la frase “Con tazón partío”, la gesta ha alcanzado un nivel de perfección que ha asombrado a todo el mundo, incluyendo a Sanz, quien no ha tardado en reseñar las fotografías de su seguidor con la frase “Gestos como este me calientan el alma… ¡y espero que sus chispas enciendan la tuya!”.

Los responsables de la fabricación de las tazas insisten en que todo es fruto de la casualidad, pues las frases “las generan señores de sesenta y pico años que quisieron ser escritores y al final nada, y ninguno de ellos recibe ningún tipo de indicación más allá de que sean ellos mismos y escriban lo primero que les dicte el corazón”. El propio cantautor confirmaba que “es verdad, ahora que lo pienso, que las letras se me suelen ocurrir mientras desayuno”, hecho que demostraría que es Mr. Wonderful la fuente de inspiración de Sanz y no al revés. “También se me ocurren muchos tuits mientras me como los cereales”, agregaba el artista.

Los representantes de Alejandro Sanz ya preparan una posible colaboración con el fabricante de las tazas y es muy posible que, a partir de ahora, en sus conciertos el cantante se limite a leer tazas en voz alta mientras acompaña la lectura tocando la guitarra.

Sanz cree que, si desayuna “dos o tres veces al día”, será capaz de grabar varios discos al año, aunque espera no engordar demasiado en el proceso.