Asegurando que todos los partidos seguirán teniendo la misma fuerza electoral porque los españoles votarán lo mismo que votaron hace unos meses, el PSOE ha insistido esta mañana en que la mejor forma de ponerse de acuerdo con Unidas Podemos para formar gobierno es repetir los comicios con un resultado idéntico al actual y ponerse a trabajar a partir de ahí repitiendo todos los pasos que ya se han dado.

Para Pedro Sánchez, la única forma de garantizar un gobierno estable es repetir elecciones, obtener los mismos resultados, reunirse con Unidas Podemos para negociar una coalición, luego plantear un gobierno en solitario del PSOE y luego pedir la abstención del bloque de la derecha (que también obtendrá el mismo resultado, según las encuestas). “Si ahora mismo tenemos 123 escaños y Unidas Podemos 42 y repetimos elecciones y tenemos 123 escaños y Unidas Podemos 42, entonces formar gobierno será inmediato porque repetiremos la misma situación de bloqueo que ahora pero será de aquí a unos meses, lo que facilita las cosas”, ha explicado el presidente en funciones.

“Una vez esté claro que los españoles quieren lo mismo que ya hay, será más fácil replicar la ronda de contactos y hablar con todos los partidos a fin de sumar fuerzas y poder llevar a cabo una investidura que a día de hoy parece imposible”, ha dicho Pedro Sánchez esta mañana en el Congreso de los Diputados durante una sesión de control. Según el líder socialista, tras repetir los resultados formar gobierno será igual de difícil que ahora “pero también más fácil porque ya estaremos entrenados”.

“La gente va a votar exactamente lo mismo y ustedes seguirán sin tener fuerza para entrar en el Gobierno y nosotros no la tendremos para gobernar en solitario”, ha reiterado Sánchez.

“Yo no quiero elecciones”, ha admitido el líder socialista en una de sus réplicas. “Después de ganar cuatro elecciones en un mes —generales, municipales, autonómicas y europeas— nosotros somos los últimos interesados en repetir las elecciones. Y por eso nuestro lema en las elecciones será ‘Yo no quiero elecciones’”, ha explicado Pedro Sánchez pidiendo ya el voto para el 10-N y mostrando carteles electorales.

Sánchez ha admitido también que lo que facilitaría mucho la gobernabilidad sería una mayoría del Partido Popular, Ciudadanos y Vox.