En lo que parece ser un gesto de acercamiento a Podemos a pocas horas de una reunión definitiva, la vicepresidenta Carmen Calvo ha comparecido hace escasas horas con un brazo recién tatuado en el que aparece el rostro de Pablo Iglesias y el nombre “Pablo” justo debajo. “Nos reuniremos mañana de nuevo y creo que Podemos podrá ver que hemos cedido en algunas cosas, pero no podemos adelantar detalles concretos”, ha dicho Carmen Calvo sin querer detallar el contenido de la reunión que mantendrá con la formación morada y cuyo objetivo es llegar a pactos que posibiliten una formación de Gobierno.

“La negociación no está estancada, se están haciendo cosas. Cosas que a veces duelen incluso un poquito. Gestos políticos que hay que proteger con film transparente y pomada”, ha insistido Carmen Calvo sin hacer referencia en ningún momento al tatuaje de su brazo derecho. Según dice, el PSOE va a ceder en todo aquello que no implique la entrada de Podemos en el Ejecutivo.

“La coalición es imposible pero nos estamos dejando la piel probando otras vías”, ha insistido Calvo lamentando que las negociaciones se estén enquistando pese a los gestos “diríamos que importantes y permanentes casi de por vida” del PSOE.

A última hora, Carmen Calvo ha comparecido en una entrevista televisiva con un tatuaje en otro brazo en el que puede leerse la frase “Este Noviembre de 2019 vota a Pedro Sánchez”.