Un peligroso reto viral se transformó en tendencia en Galicia después de que millones de jóvenes vieran el vídeo de un adolescente echando de menos a su Vilagarcía de Arousa natal desde su domicilio en Toronto. El vídeo enseguida se popularizó en redes sociales y los jóvenes gallegos no dudaron en emularlo.

Pese a que varios la criticaron, esta práctica fue copiada por algunos “youtubers” instalados en Andorra y acabó extendiéndose a decenas de miles de gallegos. El reto viral conocido como “morriñing” consiste en echar de menos Galicia e idealizarla hasta el extremo, de manera que muchos acaban sufriendo daños psicológicos.

A causa del “morriñing”, muchos de los que lo practican han perdido pelo, han empalidecido y se han llenado de arrugas, cayendo en graves depresiones. “Empecé a hacerlo porque me parecía divertido y todos mis amigos lo hacían, pero al cabo de un tiempo una enorme y dolorosa angustia se fue apropiando de mi ser, dejé de salir de casa, dejé de ver a la gente, solo quería estar en mi cama pensando en las maravillas de Galicia, fue muy duro”, se sincera Rosalía Camariñas, una adolescente que ni siquiera se encontraba fuera de Galicia cuando comenzó a practicar el “morriñing”.

Cada vez más padres se ven desbordados por el “morriñing” y acaban recurriendo al nuevo reto viral del “citalopraming”, que consiste en medicar a sus hijos a escondidas hasta que se les pase la tontería.