Arturo Urquijo, un ‘gamer’ de 37 años que todavía reside en el domicilio de sus padres, se acaba de comprar una Playstation en el Red Dead Redemption para poder jugar a la Playstation en el Red Dead Redemption. “Estaba llena de polvo y solo tiene un mando, pero funciona perfectamente”, celebra.

Gracias a la tecnología de los nuevos juegos de mundo abierto, ahora los usuarios pueden hacer lo que más les gusta dentro del mundo virtual: jugar a videojuegos. “Correr, luchar y hacer misiones en el oeste americano está muy bien, pero a nuestros jugadores lo que más les gusta es estar tranquilos en casa con la Play”, explican desde Sony. “Ahora pueden hacerlo”, añaden.

“Jugar a la consola a través del avatar que manejas dentro de un videojuego es mucho más divertido que jugar a la consola tú mismo”, reconoce Urquijo. “Entré en un saloon, vi que la tenían y no dudé en comprarla”, relata emocionado. “Es una experiencia muy inmersiva”, insiste.

“De momento me he pillado varios juegos pero todavía no he encontrado el Red Dead Redemption”, lamenta. “Lo que me gustaría es poder jugar al Red Dead Redemption dentro del Red Dead Redemption para poder comprarme la Play y jugar al Red Dead Redemption”, explica.

Para Urquijo, los gráficos siguen siendo muy buenos cuando juegas a un juego dentro de un juego dentro de un juego. La única pega que ha encontrado es que la pantalla se va haciendo cada vez más pequeña.