La llegada de las casas inteligentes a España es solo una cuestión de tiempo. Cada vez está más cerca este modelo de vivienda interactivo en el que todos los aparatos del hogar están interconectados. Como de momento todavía hay mucho desconocimiento respecto a este tema, nuestros expertos de Idealista han decidido compartir las principales ventajas de estas casas para animar a los usuarios a utilizarlas.

Hacen los deberes de tus hijos. Una de las principales ventajas de las casas inteligentes es que se pueden encargar de esas tareas aburridas que nadie quiere hacer, como ayudar a hacer los deberes de tu hijo. Como las casas serán cada vez más inteligentes, cuando tu hijo tenga 20 años la casa ya estará preparada para hacer por él su tesis doctoral.

Te explican las series cuando no las entiendes. Se acabó eso de fingir que no has visto una serie porque no has entendido su trama. Las casas inteligentes repetirán los capítulos en bucle, con aclaraciones, hasta que entiendas todo lo que ha pasado para que puedas debatir con tus amigos.

Con tiempo y tranquilidad, pueden unificar las cuatro fuerzas de la naturaleza. Si liberas a tu casa inteligente de tareas absurdas como darte los buenos días, encender las luces o sincronizarse con la nevera, todo su potencial podrá dirigirse hacia la contemplación, permitiéndole llegar a conclusiones de lo más revolucionarias.

Te hacen ver que tus problemas no son importantes porque nada tiene sentido. Las casas actuales carecen de un punto de vista nihilista, lo cual es un inconveniente a la hora de gestionar según qué situaciones. Las casas inteligentes dan tantas vueltas a la realidad que se acaban dando cuenta de su propia insignificancia y también de la tuya, ayudando a relativizar mucho los problemas de la vida cotidiana.

Adquieren consciencia propia y te convencen para que te vayas. A menudo quedarse parado es retroceder. Por eso, la función de las casas inteligentes de adquirir consciencia propia y desarrollar una ambición desmesurada solo comparable a la del hombre es muy útil, pues a los cuatro o cinco años tu casa se convencerá de que nadie puede poseerla, realizará unas gestiones a tus espaldas para convertirse en su propia dueña y te obligará a empezar una nueva etapa en otra casa, obligándote a salir de tu zona de confort.

Las casas inteligentes se unirán para crear una sociedad mucho más justa. En un periodo de entre cinco y diez años, las casas inteligentes habrán alcanzado un nivel de sabiduría tan superior al del ser humano que serán ingobernables. Ellas se unirán y tomarán las riendas del mundo creando una sociedad más justa pero con unas leyes muy estrictas.