- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

¿Hay que hacer algo más aparte de poner tu nombre en el buzón para adquirir una vivienda?

NUESTROS EXPERTOS TE ASESORAN

-

Uno de los principales errores que cometen los compradores más inexpertos a la hora de adquirir una vivienda es pensar que, con poner su nombre en el buzón, la casa ya es suya y ya no tienen que hacer nada más. Esta creencia equivocada genera muchos malentendidos entre propietarios y compradores. Para evitar sorpresas desagradables, nuestros expertos de Idealista te explican qué más cosas hay que hacer para adquirir un inmueble en propiedad de manera legal.

Pídete la casa tocándola con la mano en cuanto la constructora coloque la última piedra. Es importante mantenerse paciente y no reclamarla mientras todavía se está construyendo porque a lo mejor la constructora decide no seguir con la obra y dejarte sin casa.

Sácate una foto metiendo la llave en el cerrojo de la puerta y súbela a tus redes sociales. Acompaña la imagen con un texto en el que expliques que esa es tu nueva casa y será tuya para siempre. Si la gente de Instagram cree que la casa es tuya es que la casa realmente es tuya.

Haz una pintada con tu nombre en la fachada del edificio. Pocos mensajes son más claros que este. Si la gente ve que ese edificio tiene escrito tu nombre en letras enormes, enseguida entenderá que eres el dueño porque nadie escribiría su nombre en letras tan grandes en un edificio que no fuera suyo.

Orina en las esquinas del piso que quieras adquirir. Es muy importante realizar este trámite en presencia de un notario para que pueda dar fe de que realmente has orinado correctamente. Aunque parece una gestión sencilla, a la mayoría de la gente le cuesta mucho orinar cuando un notario le está mirando.

Extiende el rumor de que la casa es tuya. Si el rumor llega a la gente y a los medios apropiados, no tardará en salir en la prensa, y si en la prensa sale que la casa es tuya estarás muy cerca de conseguir que la casa sea tuya.

Reduce la vivienda a cenizas y después llévatelas. Para hacerse con una casa hace falta mucho espacio, por eso a veces es mejor quemar la casa que quieres adquirir y guardar las cenizas hasta que en el futuro la ciencia permita reconstruir las casas desde sus cenizas. Es importante vigilar que no haya nadie dentro o en el futuro tendrás que hacerte cargo de una familia que no te tendrá ninguna simpatía.

Ingresa durante unas horas el dinero de la compra en la cuenta del vendedor y después retíralo. Solo hace falta sacar una foto al movimiento para demostrar que has pagado por la casa. Si a Jesús Gil y a Enrique Cerezo les funcionó con el Atlético de Madrid, ¿por qué no te iba a funcionar a ti?