“Señor Sánchez, el rey le encomendó formar gobierno y eso se hace sumando a Vox como hemos hecho nosotros, PP y Ciudadanos, en Andalucía y en Madrid”, ha dicho Albert Rivera durante su turno en el segundo debate de investidura. “Siga nuestro ejemplo”, ha pedido Rivera al candidato socialista, que aparentemente no ha caído en la obviedad de sumar esos escaños a su favor.

“Vox es un partido que a lo que llega es a sumar y hay que dejar que sumen para garantizar la gobernabilidad. Están para eso y se han quedado con cara de tontos porque no han podido colaborar”, ha insistido el líder naranja.

“24 escaños que el PSOE ha tirado a la basura”, ha lamentado Rivera para concluir, insistiendo en que Ciudadanos no hubiera cometido ese error.

Santiago Abascal ha aprovechado su turno de palabra para lamentar no haber recibido ninguna llamada de Pedro Sánchez y le ha tendido la mano “a cambio de nada y sin condiciones” ya sea “para esta investidura o para la que haya tras las elecciones” porque “lo importante es ayudarnos unos a otros”.