- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Donald Trump fusiló a cinco personas en Corea del Norte para mostrar respeto por las costumbres del país

KIM JONG-UN NO TUVO QUE INSISTIR

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha hecho historia esta semana al convertirse en el primer mandatario estadounidense en pisar suelo norcoreano para reunirse con Kim Jong-un. Horas después, y tras comprobar que el rumor cobraba cada vez más entidad, la Casa Blanca ha confirmado que Trump fusiló a cinco personas seleccionadas por el anfitrión «como muestra de respeto a las costumbres del país».

Según atestiguan varias fuentes del entorno de Trump, el presidente no tuvo ningún reparo en quitar la vida de varios norcoreanos acusados de ser enemigos del régimen. De hecho, algunos medios críticos aseguran que insistió en hacerlo, pues Jong-un se lo propuso esperando que su invitado declinara el ofrecimiento. «Ha visitado numerosas regiones en las que es costumbre bailar o cantar y nunca se ha animado a hacerlo. Lo de fusilar, sin embargo, ni se lo pensó», asegura un corresponsal británico.

Trump dijo, mientras retiraban los cadáveres, que «están pasando muchas cosas positivas» en el proceso de conversaciones entre Washington y Pyongyang. Esta misma mañana ha querido quitar hierro a las «anécdotas folclóricas» acontecidas en el encuentro, refiriéndose a las ejecuciones a sangre fría. Ha destacado también su buena relación personal con Kim desde su primera cumbre el 12 de junio de 2018 en Singapur: «Nos hemos caído bien desde el primer día”. También planteó la posibilidad —impensable hasta hace unos meses— de un viaje del líder norcoreano a Washington: “Voy a invitarle ahora mismo a la Casa Blanca”. Se cree que allí Kim Jong-un expulsará a algún inmigrante mexicano, como manda la tradición, y hará volar algún dron sobre territorio iraní.