“Milionària” (en castellano, “millonetis”) es el título del rap provocador y reivindicativo que ha estrenado hoy la cantante Rosalía en sus redes sociales. La artista catalana ha elegido cantar en el idioma de Carles Puigdemont para clavar sus garras en la institución de la Casa Real, defender la libertad de los presos independentistas e insistir con el mantra “Madrid nos roba” en un videoclip centrado principalmente en el dinero que, según la cantante, se llevan los españoles y en concreto los inquilinos de La Zarzuela.

Lejos de la originalidad que tantas veces se le atribuye, Rosalía ha seguido la estela de otro separatista violento, el joven Raptonyc, y no se descarta que pronto comparta con él su futuro inmediato, viéndose obligada a trasladarse a Bélgica si las autoridades actúan de oficio contra el rap en catalán que, según las primeras impresiones de expertos juristas en Twitter, podría ser anticonstitucional e incurrir en un llamamiento a la violencia y ofensas a la Corona.

En el tema se oye la frase “Fucking Money Man”, lo que se puede entender como “Puto Hombre Rico (Rey de España)”. Un insulto que Rosalía repite una y otra vez en el rap. También se ríe de las acusaciones de corrupción que afrontan los hijos de Jordi Pujol, con dinero no regularizado en Panamá, jactándose de tener una isla con su nombre. E insiste una y otra vez en enumerar los privilegios del Rey de España y que ella no puede disfrutar recordando que “tot això sé que no ho puc fer” (“todo esto sé que no lo puedo hacer”). Luego, la canción prosigue en castellano y se atreve a amenazar físicamente al Jefe del Estado y al Presidente del Gobierno con el verso “Por reye’ y presidente’ con la carita cortá'”.

De momento, ningún representante del govern catalán ha comparecido para disculparse y el incendiario rap sigue disponible en todas las plataformas para quien quiera escucharlo.