Detallando que últimamente se siente demasiado cansado, que está siempre nervioso y triste, que se duerme sin darse cuenta y que cualquier cosa que coma le sienta mal, Manuel Gorina, de 40 años, le ha descrito al médico todos y cada uno de los síntomas de tener 40 años. “Lo que tengo tiene pinta de ser grave y creo está empeorando”, ha explicado Gorina según fuentes cercanas a la consulta de su médico.

“Por ejemplo: el alcohol me sienta regular y yo soy de tolerarlo bien y levantarme como una rosa al otro día. No sé si eso es síntoma de algún tipo de cáncer o algo”, ha dicho muy preocupado. El paciente considera que lo que padece podría ser algún tipo de enfermedad “terminal”.

“Me duele todo”

Gorina también ha explicado al facultativo que no solo se cansa enseguida haciendo cualquier cosa sino que, además, lo que padece puede que se le haya pasado al cerebro porque muestra menos paciencia con la gente.

“Llegan las once de la noche y me quedo dormido, ¿qué tengo? Hay que hacer unas pruebas o algo”, ha dicho muy nervioso.

“Tengo pelos de color blanco y me ha salido un hijo y todo…”, ha dicho enseñando unas fotografías que tiene en su móvil. A continuación se ha levantado y se ha sentado varias veces para mostrar un “ruido raro” que hacen sus rodillas.

El médico le ha dicho que vuelva en diez años para ver si ha desarrollado nuevos síntomas.