Tras comprobar durante toda su carrera que siempre hay un momento en sus conciertos en el que todo el público busca desesperadamente un encendedor en sus bolsillos y le ofrecen fuego, un cantante interrumpió ayer una balada en pleno recital para atreverse al fin a preguntar por qué lo hacen. “A ver, no entiendo… Siempre igual, ¿a qué viene esto?”, dijo el músico ante doscientas mil personas estupefactas que empezaron a guardarse sus encendedores con timidez.

“Cuando en la letra de este tema digo que ‘el fuego se ha apagado’ es una metáfora, no necesito volver a encender dicho fuego porque no existe”, dijo el artista. “Podéis guardar los encendedores, gracias”, añadió justo antes de retomar su balada.

Sin embargo a los pocos versos volvió a interrumpir el tema para preguntar por qué además solo le ofrecen fuego en las canciones lentas. “¿Y por qué lo movéis? Si quisiera fuego no sería útil que lo movierais”, dijo el cantante.

Tras la declaración de este artista, son varios los otros músicos que también se han atrevido a preguntar en sus redes sociales el por qué de esta costumbre y han llevado el emoji de la llama a ser trending topic. “Al fin alguien se atreve a hacer la gran pregunta que ha sobrevolado toda la historia de la música contemporánea”, han dicho muchos artistas.


Conoce todas las BIC stories en Wallapop y entra además en el sorteo de 100 packs de encendedores.