Esta mañana, el Cuerpo Nacional de Policía ha notificado a miles de españoles del barrio de Moncloa, en Madrid, que tendrán que repetir sus fotografías del DNI porque aparece el mismo agente de la Policía al fondo de las mismas. Los vecinos tendrán que presentarse cuanto antes en la comisaría y solucionar el problema para poder tener un documento identificativo válido.

“Todavía nos estamos habituando a las nuevas tecnologías”, se disculpa el comisario Jose Luis Chaparro, responsable de la zona en la que se ha producido el incidente. “Es cierto que cometió un error situándose detrás de los ciudadanos que estaban siendo fotografiados, pero si cogemos todos los documentos, los colocamos en orden cronológico y reconstruimos los movimientos del agente durante toda la mañana, se puede comprobar que, quitando lo de las fotos, su comportamiento fue ejemplar”, defiende.

Las fotografías de los documentos no sirven porque el subinspector Ramírez sale en segundo plano sacándose los mocos delante del ordenador de la comisaría en prácticamente el 50% de ellas. “A no ser que el subinspector Ramírez acompañe a los ciudadanos situándose varios metros detrás de ellos, éstos no podrán ser identificados por su foto”, lamentan las autoridades. “Por eso habrá que repetirlas”, añaden.

No es la primera vez que se vive un problema similar en esta comisaría. En el año 2011, el hombre de la limpieza fue condenado a cinco años de prisión porque, mientras barría el suelo de una rueda de reconocimiento, la víctima lo confundió con uno de los sospechosos y lo identificó como su agresor.