Una vez repatriados a Italia los españoles que decían “chao”, el Gobierno de España ha anunciado que, a partir del mes que viene, se empezará a repatriar también a los ciudadanos que digan “Merci” en vez de “Gracias”. Todos ellos serán trasladados a Francia antes de 2020, según confirmaba esta mañana el Ministerio de Asuntos Exteriores.

“Entendemos que, si recurren al ‘Merci’ en vez de emplear el tradicional ‘Gracias’, es porque consideran que el francés suena mejor, quizá porque se avergüenzan del español. Pues nada, problema resuelto, si tanto les gusta el país vecino que se vayan allí y empiecen una nueva vida con su ‘Merci’ y su ‘Monsieur’, a ver qué tal les va”, argumenta un portavoz del Instituto Cervantes.

Fuentes de la Real Academia de la Lengua argumentan que “fuera de España la gente no va por ahí diciendo ‘Gracias’, no tenemos por qué aguantar esta humillación teniendo un idioma tan rico y que debe ser motivo de orgullo, no de vergüenza. Merci por su visita, pero aquí no les queremos”. Los académicos piden a las autoridades que no tengan piedad con ellos: “Como dicen los anglosajones, ‘no merci'”.

Varios de los afectados han pedido “un poquito de comprensión, please” y ahora se está valorando repatriarlos al Reino Unido.