- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Los alumnos que no sepan escribir podrán examinarse oralmente en la Selectividad

LOS ANALFABETOS DE NACIMIENTO TIENEN CASI VETADO EL ACCESO A CARRERAS COMO MEDICINA O FILOLOGÍA

-

Tras las protestas recibidas este año, el Consejo de Ministros ha aprobado esta semana una modificación del Real Decreto que regula la Prueba de Acceso a la Universidad con el fin de intentar garantizar la igualdad de oportunidades de todos los alumnos en la realización de los diferentes ejercicios. Se ha pensado especialmente en el alumnado analfabeto, cuya incapacidad de escribir suponía hasta ahora una clara desventaja. Muchos de ellos, por culpa de esta dificultad, no podían aspirar a cursar carreras como Medicina o Filología.

«Me dijeron que siendo analfabeto podía irme olvidando de entrar en Filología Hispánica, cuando es una carrera fácil y eso lo sabe todo el mundo. Incluso esas carreras nos estaban vetadas solo porque no podemos leer y escribir como los demás. Una discriminación impropia de un país avanzado», lee en voz alta en su canal de Youtube el padre de Rubén Ochandiz, reflejando la opinión del estudiante. «Mi hijo nació sin capacidad para leer y escribir y esto le ha supuesto incontables dificultades, pero nunca nos hemos cansado de luchar», explica.

Las diferentes asociaciones de analfabetos de España coinciden al señalar que, hasta ahora, «la expulsión de los analfabetos de las universidades servía para regular la afluencia de alumnos y evitar que las facultades se masificaran, pero no puede ser que los iletrados tengamos que pagar por un problema que es de todos. Si los que saben escribir pueden tener estudios superiores, los analfabetos también tendríamos que tener las mismas facilidades». Según datos del Ministerio de Educación, dos de cada tres alumnos españoles presentan rasgos de analfabetismo y, de ellos, el 40% es completamente analfabeto.

Los afectados señalan, además, que con su integración en el mundo universitario habría menos saturación en facultades como las de Bellas Artes o las escuelas de Arte Dramático, que albergan a casi la totalidad de analfabetos que han sido rechazados en el resto de grados. «Los profesores universitarios no quieren alumnos analfabetos en clase porque no quieren responsabilizarse de un problema social que necesita respuestas por parte de la sociedad, estamos hartos de callarnos y haremos oír nuestra voz, ya que por escrito no podemos quejarnos», sentencia por vía telefónica Marga Omaya, analfabeta de nacimiento y madre de tres hijos también analfabetos.

El Ministerio de Educación ha tomado cartas en el asunto con la modificación de la ley, que a partir del año que viene permitirá que los analfabetos se examinen oralmente en la Selectividad. «Haber si es verdad», dicen los analfabetos españoles, que sueñan con que la situación dé un giro de trescientos sesenta grados.