- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

El Vaticano confiesa que en realidad la Biblia dice “Ave María putísima” y lo tradujeron mal

LA SANTA SEDE LLEVABA SIGLOS OCULTANDO LA ERRATA

La Santa Sede ha confesado este lunes en un comunicado oficial que una de las oraciones más conocidas del cristianismo fue mal traducida en la Biblia. Según afirma el documento difundido esta semana, la jaculatoria “Ave María purísima” no es la expresión original, pues las primeras escrituras decían “Ave María putísima”.

“Mentir es pecado y no querríamos ir al infierno por una letra equivocada”, declaran los teólogos, que han decidido señalar la errata pese a las presiones recibidas durante siglos. “Nos inventamos lo de la paloma para encubrir sus actos”, reconoce el padre Almunia, teólogo del Vaticano. “Pensamos que la gente no se lo creería y aquí seguimos”, dice.

Una de las razones por las que no se dio a conocer antes esta información, explica Almunia, fue el miedo a las repercusiones. Muchos prelados temen ahora que los feligreses vean bien la prostitución, aunque reconocen que “no son pocos los que, en privado, ya la veían bien”.

Algunos miembros de la curia vaticana resaltan el lado positivo de este asunto. Finalmente, podrán recurrir a servicios sexuales sintiéndose amparados por las sagradas escrituras. “Una sotana será, de algún modo, una pulsera de todo incluido”, argumentan.