El Ministerio de Sanidad ha iniciado una campaña de prevención para concienciar a los españoles de la importancia de no descuidar la salud. Según los datos que maneja el Gobierno, el 80% de las muertes que se producen en España se podrían evitar tocando madera. “Desgraciadamente, muchos ciudadanos han dejado de tocar madera después de presentar verbalmente un supuesto desfavorable para su salud, generando fatales consecuencias”, declara la ministra en funciones, María Luisa Carcedo.

Los índices de mortalidad han empezado a subir de manera alarmante en España y desde el Gobierno culpan al auge de los “antimaderas”. “Se ha extendido la idea de que tocar madera es perjudicial para los niños o que no sirve para nada, y eso es muy peligroso”, advierten desde el Ministerio de Sanidad. También preocupa el pasotismo de muchas personas, que no son conscientes del peligro al que se exponen al sustituir la madera por otros materiales similares. “Tocarse la cabeza no previene accidentes o enfermedades graves”, advierte el Ejecutivo.

Para paliar el número de muertes, la Seguridad Social comenzará a repartir leños a todos los españoles a partir de la próxima semana. “Las instrucciones de uso son muy sencillas, simplemente hay que tocar el leño cada vez que se hable de la posibilidad de sufrir algún tipo de desgracia en el futuro; gracias a las propiedades de la celulosa, cualquier posibilidad de muerte violenta o por enfermedad se verá interrumpida enseguida”, explican los expertos.

El Ministerio de Sanidad también ha reiterado la importancia de decir ‘salud’ o ‘Jesús’ después de cada estornudo. “Estos pequeños gestos pueden salvar millones de vidas”, recuerdan los especialistas.