Esta madrugada se disputa el sexto partido de las finales de la NBA entre Golden State Warriors y Toronto Raptors, pero esta madrugada deberías estar durmiendo porque mañana entras a las ocho de la mañana a trabajar. Si todavía no has decidido si vale la pena quedarse a ver el partido o irse a dormir pronto para mañana rendir en la oficina, a continuación nuestro experto te explica los pros y contras de cada opción.

Esfuerzo

Lo más complicado para ver el sexto partido de las finales de la NBA es aguantar despierto hasta las tres, que es a la hora que empieza. Por otra parte, si te quedas sin trabajo, dejarás de tener que emplear ocho horas diarias cada día en hacer algo que odias.

Comodidad

El partido lo verás sentado en tu sofá o incluso tumbado en la cama. Si te quedas sin trabajo por trasnochar también te quedarás sentado en el sofá o incluso tumbado en la cama.

Bienestar

Ver jugar a Stephen Curry, Klay Thompson, Kyle Lowry o Kawhi Leonard es un verdadero placer, pero ver que te despiertas tres horas después de tu entrada en la oficina porque no has escuchado el despertador está a otro nivel.

Autosatisfacción

Dicen que el trabajo dignifica, pero esta serie está siendo tan emocionante que seguir viéndola te provocará más satisfacción que ganarte la vida honradamente.

Tiempo

Si te quedas viendo el partido de esta noche, como muchísimo, en caso de prórrogas y entrega de trofeos, emplearías tres horas. Si te despiden del trabajo ganarás 40 horas semanales.

Emoción

Después de la locura del quinto partido, de la lesión de Kevin Durant, teniendo en cuenta el hecho de que, si gana Toronto, los Gasol se convertirán en los primeros hermanos de la historia del baloncesto en ganar el anillo, que si gana Golden State conseguirá su tercer anillo consecutivo, hay que reconocer que puede ser un partido emocionante. Eso sí, recibir una llamada de tu jefe para que vayas a su oficina porque has vuelto a llegar tarde al trabajo está un escalón por encima.

Precio

Quedarte a ver el partido te sale gratis porque puedes usar la cuenta de Movistar de tus padres. Si te quedas sin trabajo te ahorrarás muchísimo dinero en billetes de metro.

Conclusión

Después de analizar ambas opciones detenidamente, he llegado a la conclusión de que esta comparativa está mal planteada por mi parte porque quedarse sin trabajo sería una consecuencia directa de quedarse a ver el partido; por lo tanto, no se genera una elección entre una cosa y la otra. Teniendo en cuenta este error que he cometido en el planteamiento del artículo, lo mejor es que me quede a ver el partido porque despedir me van a despedir igual.