- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un vaso de café de verdad se cuela en un Starbucks

"ME SACA TOTALMENTE DEL UNIVERSO STARBUCKS, MENUDO FALLO", PROTESTA UN CLIENTE

Escenas de confusión se han vivido esta mañana en un local de Starbucks de Seattle al detectar uno de los clientes la presencia de un vaso de café de verdad, camuflado entre el resto de productos habituales de la cadena de cafeterías. «Esto es café, ¿qué hace aquí? Me saca totalmente del universo Starbucks», se quejó el fan a los dependientes, que no supieron explicar la presencia de un café solo recién hecho.

«En el ticket pone que el café solo vale un dólar con cincuenta centavos, no tiene ningún sentido, esto no es de aquí», reconocía uno de los empleados, oliendo el vaso y admitiendo que «huele a café recién hecho, es café para cafeteros». La marca ya se ha disculpado a través de las redes sociales y no descarta que alguien colara en el establecimiento ese café con sabor a café y sin nada más con el objetivo de perjudicar a la empresa rompiendo la ficción del café con un café auténtico.

«Si van a servir café recién molido sin leche ni nata ni chocolate que avisen, porque no nos gusta el café, nos gustan el ‘frapuccino’, el ‘spice latte’ y esas cosas que desde siempre se han servido aquí. Imagínate que le doy un sorbo por error, no soporto el café», protestaba una señora a las puertas del local, que ha cerrado sus puertas hasta que se aclare lo ocurrido.

Pero esto no es todo. Algunos testimonios aseguran que, no muy lejos de esa taza, en el suelo, pudieron ver «como unas cucarachas marrones, duras como piedras, de esas que salen en los envases del café. No sé qué es pero vaya puto asco».

Las fotos de la taza de café de verdad ya circulan en las redes sociales. «Café solo, imagínate. Qué somos, ¿viejos? He tenido que mirar en internet para saber qué era ese líquido negro asqueroso», comentaba en Twitter una adolescente, que se reía del «despiste» de Starbucks. «Parece mentira que una empresa tan grande cometa esos fallos. Lo siguiente será poner música en el hilo musical, como si lo viera», añadía.

Starbucks insiste en su compromiso de ofrecer bebidas «solo con un ligero toque de café», con grandes cantidades de azúcar, a muy alta temperatura y por mucho más dinero del que vale un simple café solo «con asqueroso sabor a café» en cualquier cafetería para cafeteros.

«Nuestro café es cien por cien ficción», zanjaba la compañía esta mañana.