- La actualidad del mañana -
- La actualidad del mañana -

Un alpinista hace historia al ser el primero en no coronar el Everest

"HA SIDO MUY DURO RESISTIR", HA DECLARADO

-

El alpinista argentino Gregorio Campanedo ha hecho historia esta semana al convertirse en el primero en no coronar el Everest. El deportista estuvo preparándose durante meses para soportar la tentación de coger un avión, presentarse en Nepal e iniciar la escalada. “Ha sido el reto más ambicioso al que me he enfrentado jamás”, ha declarado a miles de kilómetros del Himalaya.

Para llevar a cabo este histórico reto, Campanedo no ha necesitado oxígeno complementario ni sherpas. “Lo que hice fue quedarme en casa y no ir al Everest”, explica con una admirable humildad. Ahora, el montañista se prepara para no escalar ni el Kanchenjunga ni el Gashernburn I ni tampoco el Gasherburn II. “Sé que es ambicioso, pero yo me veo preparado para hacerlo”, se sincera. «Para no hacerlo», rectifica.

“Ha sido muy duro resistir pero no he alcanzado la cima como hacen todos”, ha dicho clavando la bandera de su país en el sofá de su casa. El alpinista se refiere al salón como campamento base y a su habitación como refugio A2. “Lo más complicado es mantener la fortaleza mental, porque hay momentos en los que ves por la tele a todos los compañeros que lo suben y te pueden entrar las ganas”, apunta. “Pero he conseguido controlarme y hacer historia”, celebra.

En el Everest confían en que la gesta de Campanedo provoque que más gente quiera imitarlo y, poco a poco, la cima de la montaña se vaya liberando de alpinistas. “Una figura como Gregorio era lo que el mundo del montañismo llevaba años necesitando”, reconocen.