Cualquier persona que viva en una casa o en un piso sabe que cada cierto tiempo es recomendable limpiarla. Como cada vez vivimos más deprisa, es difícil encontrar el momento exacto para ponerse con la escoba y la fregona. Conscientes de este problema, nuestros expertos de Idealista han decidido ofrecernos una serie de pistas para saber cuándo ha llegado la hora de ponerse a limpiar.

Llevas una semana pegado al suelo de la cocina. Si compruebas que, desde hace días, no puedes moverte porque tus pies se han quedado completamente pegados al suelo de la cocina, quizás ha llegado el momento de pasarle la fregona.

Tus visitas prefieren orinar en una bolsa y luego tirarla en la calle. Cuando tus amigos o familiares vienen a casa compruebas que, en lugar de utilizar tu baño, se sienten más cómodos haciendo sus necesidades en el interior de una bolsa.

Oxfam Intermón ha lanzado varios paquetes con productos de limpieza a tu casa. Todas las mañanas te despiertas con el ruido de los helicópteros que vienen a proporcionarte productos básicos de limpieza.

Tus gatos están desarrollando pulgares oponibles para poder coger una escoba. Los felinos están acelerando al máximo su proceso evolutivo para poder quitar un poco de la suciedad que cubre toda tu casa y que no les deja vivir tranquilos.

Hay una docena de voluntarios de Greenpeace limpiando tu salón. Desde hace meses, la ONG en favor del medio ambiente ha convertido tu casa en su centro neurálgico de operaciones al considerarlo el principal foco de contaminación del planeta.

Has encontrado a tu Roomba sepultada por varias capas de polvo. Tu robot aspirador ha perdido la batalla contra la porquería. Lo has dejado solo en su lucha y ahora te lo has encontrado bajo varios kilos de escombros, sin batería y completamente derrotado.

Tu televisión ya solo sintoniza Telecinco. Da igual lo que quieras ver o lo mucho que aprietes los botones del mando, tu televisión ya solo emite el canal de Mediaset.