Saber que nadie espera nada de ellos es la mayor fantasía sexual de los hombres según un reciente estudio que revela que la frase que vuelve locos a los hombres durante el coito es “No te esfuerces, tú has lo que puedas que tengo un vibrador y mis esperanzas están puestas en ese trasto inanimado”.

“Una fantasía es una representación mental que evoca algo que vivimos o algo que creamos en nuestra mente que nos provoca excitación. Y no tiene por qué incluir solo imágenes sino también elementos sensoriales de tacto, olfato, oído, de temperatura… Nuestra imaginación puede ser muy potente. Y, para los hombres, no hay nada más excitante que saber que hay un aparato realmente fiable en el cajón de la mesita que puede seguir adelante cuando ellos ya no lleguen”, señala Sonia Moliner, psicóloga emocional y educadora sexual. Según sus datos, lo que tienen todos los hombres en la cabeza mientras practican el sexo es la imagen de un vibrador en el cajón cubriéndoles las espaldas y terminando el trabajo.

“A veces es solo una fantasía y con imaginarlo ya eyaculan, no hace falta ni que la mujer pronuncie la frase”, dice esta educadora, que aconseja aderezar las relaciones sexuales con frases que den variedad al coito como “Nadie espera que estés a la altura de este cacharro que compré en Amazon” o “Cariño, es normal que tú no tengas ocho modos de frecuencia, ahora se pone él, no te preocupes”.

“Los hombres se ponen como una moto cuando saben que su pareja sexual no espera nada de ellos y es imposible que puedan decepcionar”, dice la sexóloga. La marca de vibradores Magic Sex está trabajando en un nuevo modelo que sepa activarse automáticamente y pronunciar la frase “Quita, quita, déjame a mí”.