Nada más conocer ayer la noticia de la detención de varios futbolistas de Primera y Segunda División como presuntos miembros de una organización criminal que actuaba amañando partidos en el fútbol español, miles de aficionados del Barça han recuperado la esperanza en su equipo confiando en que el partido contra el Liverpool también estuviera amañado.

“Lo más seguro es que se hayan dejado perder para ganar dinero con las apuestas”, asegura un socio con alivio. “Hasta ayer me parecía inexplicable que el Liverpool remontase de esa manera, por suerte ahora resulta obvio que los jugadores del Barça formaban parte de esta red criminal”, apunta un aficionado culé que acaba de recuperar la fe en el proyecto de Valverde.

Para la mayoría de aficionados barcelonistas, el córner en el cuarto gol es una prueba absolutamente concluyente de que al menos la mitad de la plantilla del Barça estaba en el ajo. “Se nota tanto que se estaban dejando perder que en cierto modo me produce ternura”, reconoce el socio número 583 del club. “Prefiero la falta de honestidad a la falta de entrega”, continúa.

Los aficionados del Barça esperan que pronto se demuestre la culpabilidad de los jugadores para volver a confiar en ellos. “La derrota en Roma del año pasado y las de Turín y París de hace dos seguramente también estaban amañadas”, dicen varios aficionados catalanes. “Si en realidad somos los mejores”, añaden con euforia.